Biografía

Cuando decimos quiénes somos no mostramos un ‘currículum mortis’ que dice todo lo que hemos hecho, sino que presentamos un ‘currículum vitae’ que dice cuál es nuestro potencial, qué somos capaces de hacer.

Sonia Díez es Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales, MBA por el Instituto de Empresa, Licenciada en Psicología y Ciencias de la Educación y posee varias acreditaciones de posgrado por la Universidad de Harvard.

Defiende apasionadamente que otra educación es posible y aboga por lo que ella misma denomina un “Activismo posibilista”, basado en la “acción positiva posible” en favor del bienestar prioritario de los niños, sin olvidar al resto de miembros del sistema que tienen que canalizar dicho cambio: padres, profesores e instituciones educativas.

Este anhelo, que ha convertido en su principal compromiso y pasión, se hace patente en sus conferencias (entre las que también figuran TED y Aprendemos Juntos – País /BBVA) así como en sus colaboraciones en medios (dirige una sección semanal sobre educación en la Brújula de Onda Cero y participa con frecuencia en prensa y de forma más esporádica en televisión).

Como resultado de todo ello, ha aceptado la propuesta de presidir el Consejo Científico del congreso internacional sobre Educación.

Autora del libro EducAcción, publicado por Planeta en Ediciones Deusto (100% solidario a favor del Padre Ángel – Mensajeros de la Paz), se ha posicionado como referente del cambio educativo en nuestro país y ha sido reconocida como una de las 25 personas más influyentes el área.

En su faceta empresarial, Sonia Díez ostenta la Presidencia del grupo empresarial Horizonte Ítaca, que está conformado por 4 pilares: Colegio Internacional Torrequebrada (Benalmádena, Málaga), Colegio Europa (Getxo, Vizcaya), Fundación Ítaca y Wakana (Parque Natural de los Alcornocales, Cádiz), cuya misión compartida se representa en el lema: “Todos los caminos de Horizonte Ítaca acompañan el desarrollo y bienestar de las personas”.

De hecho, este lema representa la razón de ser y los fundamentos tanto de su estrategia empresarial como de su vida personal y decide convertirlo en un compromiso explícito con motivo de un importante punto de inflexión en su vida, la superación de un cáncer pancreático. Lo que ella denomina «el camino de tránsito por los territorios del cáncer», no sólo llevó asociado momentos de dificultad y sufrimiento, sino también preciosas oportunidades de aprendizaje, descubrimiento y encuentro consigo misma y con los demás que le llevó a reformular algunos de los principios de su estrategia empresarial, haciéndola más «orgánica» y acorde con los principios que deberían gobernar la propia vida para un mejor desarrollo y bienestar: el cultivo de la confianza recíproca, el reconocimiento, desarrollo y puesta en valor de la legítima diferencia y talento, y el sentido de hermandad y corresponsabilidad.

Este sentido holístico que aplica al desarrollo de negocios pasa por la humanización y la contribución a generar bienestar en las personas, con el pleno convencimiento de que sólo se vive una vez y que existen tanto «círculos viciosos» como «círculos virtuosos» y está en nuestras manos decidir de cuáles de ellos queremos ser parte.

Todo lo anterior es coherente con un sólido compromiso social y solidario que desarrolla a través de la Fundación Ítaca, donde mediante importantes proyectos de voluntariado, no sólo ayuda sino también educa en la responsabilidad social. Tal es el caso de los programas de “voluntariado experiencial” para chicos de secundaria y bachillerato a través de los cuales crean y desarrollan proyectos de emprendizaje social para la sostenibilidad, por ejemplo, de dos orfanatos de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur, India o, en otros casos, la implantación de la agenda 20-30 para el Desarrollo Sostenible promovida por Naciones Unidas a través de formación y acciones concretas.

Asidua de los encuentros y los foros en los que se habla de educación, creatividad e innovación, disfruta sobre todo de los amigos y la naturaleza y es colaboradora fiel de los congresos en los que se exponen ideas para cambiar el mundo. Sonia cree en «un mundo de posibilidades» (no en vano es el slogan de sus centros educativos) y es por ello que su horizonte va más allá: sin fronteras, capaz de crear conexiones, vínculos, sueños y proyectos en cualquier parte del mundo.